Escoger el sexo de tu bebé

ESCOGER EL SEXO DE TU BEBÉ

 

Ha habido teorías para escoger el sexo del bebé desde la Edad Media, aunque no sabemos lo serio que que se lo tomaban en ese tiempo.

 

En 1970 el Doctor Landrum Shettles escribió un libro llamado How to Choose the Sex of Your Baby en el cuál destaca los principios de reconocimiento de fertilidad de la mujer. Aunque varios estudios han demostrado que el método de Shettles es bastante exitoso, hay que admitir que su efectividad es todavía ampliamente discutida entre la comunidad médica. Parece ser que de todas las teorías propuestas, este método es el que más estudios lo avalan.

 

 

Aunque sea el más eficaz, no significa que sea 100% eficaz. El Dr Shettles decía que las probabilidades de éxito podían ser de un 80-90% para escoger el sexo masculino y del 75-80% para escoger el sexo femenino, cuando el método se utiliza correctamente.

 

 

El principio fundamental de este método se basa en que el espermatozoide determina el sexo del bebé. El espermatozoide masculino (cromosoma Y) son más pequeños, más ligeros, más rápidos y frágiles que el espermatozoide femenino (cromosoma X). El espermatozoide femenino son más lentos, más pesados, más grandes y tienen a vivir más tiempo que el espermatozoide masculino. Esto quiere decir que si quieres un niño, deberías tener relaciones sexuales lo más cercano posible a la ovulación para que sea los espermatozoides más rápidos masculinos los que lleguen al óvulo primero. Y si prefieres niña, deberías tener relaciones lo más lejano a la ovulación posible permitiendo que la fecundación sea posible.

 

 

Es importante que antes de intentar aplicar este método, durante al menos 3 ciclos hagan un seguimiento mediante temperaturas y moco cervical de tu ciclo para poder determinar el día de tu ovulación.

 

escoger sexo del bebe

 

a)  Cuando tener relaciones para tener un niño:

 

Deberías tener relaciones en el día justo de la ovulación.

Cuando empieces a tener moco cervical deberías abstenerte de tener relaciones e intentar esperar hasta el día de la ovulación o el día anterior. Recuerda que en el día de la ovulación normalmente el moco cervical comienza a secarse. No esperes a que desaparezca del todo porqué entonces sin moco cervical puede ser difícil concebir. Por este motivo es importante que antes observes tu ciclo al menos durante 3 meses para determinar cuantos días de moco cervical tienes.

 

Puedes también utilizar un predictor de la ovulación . Shettles recomienda el predictor que te permite testar la orina a cualquier hora del día, no solamente la orina de primera hora de la mañana. Esto es porqué hay más probabilidades de detectar la subida de la LH que indica que la ovulación va a suceder  cuando el test se realiza entre las 11 y las 15 horas. Lo ideal es que testes 2 veces al día: a las 12 y a las 22 horas. Una vez detectas que la subida de LH deberías esperar unas 12 horas antes de tener relaciones sexuales.

 

 

b) Cuando tener relaciones para tener una niña:

 

Deberías tener relaciones varios días antes de la ovulación y preferiblemente no 3 días antes de esta. El objetivo es tener la relaciones lo más alejado posible de la ovulación para que la mayoría de espermatozoides supervivientes a tiempo de la ovulación sean portadores del cromosoma X, pero no tan alejado que sea posible la fecundación. Esto quiere decir entre 5 y 3 días antes del día de la ovulación.

 

Por este motivo, en este caso un predictor de la ovulación no nos será útil para poder concebir una niña, pero en cambio la tabla basal de temperaturas y el moco cervical realizados durante 2 o 3 meses previos nos pueden ser muy útiles para estimar cuando ovulamos.

 

 

Este artículo es de carácter informativo y no intenta diagnosticar, ofrecer tratamiento médico o nutricional o reemplazar el consejo de un terapeuta profesional. La toma de remedios naturales  y/o plantas chinas no debería realizarse sin consultar a un terapeuta certificado. Consulta a un profesional de la salud para seguir un plan de tratamiento conveniente para ti.