Preparación al parto natural: cómo conseguir un parto sin epidural

Preparación al parto natural: cómo conseguir un parto sin epidural
0 23 enero 2017

***Este artículo no quiere criticar otro tipo de partos (con epidural o cesaria) sino animar a las nuevas parturientas que intenten tener un parto más consciente.

Cómo quieres tener a tu bebé es una elección personal y debería ser respetada en todo momento. El parto es para la mujer la experiencia más impresionante que pueda nunca tener. Por este motivo quiero animar con este artículo, a todas aquellas mujeres que estén embarazadas a intentar tener un parto natural, un parto completamente consciente y disfrutar de la experiencia.

Seguramente muchas estaréis preguntando: “disfrutar”? Es posible poder disfrutar del parto?

Dejadme que me explique: El parto es doloroso, esto una realidad, y es además muy doloroso, pero la experiencia en sí, es todo amor, conexión con una misma y con el bebé, creación, dar vida, … no hay palabras que puedan realmente describir lo que es parir conscientemente. Cuanto más consciente sea el parto y quieras que sea el parto, más podrás disfrutar de él. Cuanto más quieras evitar el parto (evitar el dolor, no vivirlo por miedo a no poderlo aguantar) más horrible puede ser la experiencia llegando incluso a ponerte en una situación de querer evadir el parto.

xx

¿Cuáles son las ventajas de un parto natural?

acupuntura para fivLa primera y la más importante para mi es esta misma que estoy explicando: poder vivir esta experiencia de parir que es  única, indescriptible, alucinante, en plena consciencia y poderlo vivir plenamente.

También hay otras ventajas más físicas tanto para la madre como para el bebé.

Un parto natural en general respeta el ritmo de las contracciones. Cuando el bebé está maduro el parto se activa, y si la madre está bien conectada con su parto, el ritmo de contracciones irá aumentando progresivamente y acorde a las n
ecesidades tanto de la madre como del bebé. No se va a necesitar medicación externa para acelerar el parto, ni instrumental médico. Esto en sí ya es la gran ventaja de tener un parto natural tanto para la madre como para el bebé.

Además en el momento del expulsivo (cuando el bebé ya sale al exterior) la madre, al no tener la anestesia, puede sentir cuando y como debe hacer los pujos, lo que ayuda a que el expulsivo sea más eficaz, rápido y con más control. La madre al hacer los pujos con control, evita desgarros del periné innecesarios. Una de las ventajas más importantes para la madre que tiene un parto natural sin epidural es que su recuperación post-parto suele ser muy rápida, no tiene los efectos post-epidural (dificultad  de evacuación de heces y dolor lumbar) y la recuperación del periné es casi inmediata. En cada parto la mujer lesiona inevitablemente su periné y su recuperación es vital para la salud posterior de la mujer. Si en el parto ha habido desgarro o episotomía, esta recuperación es mucho más costosa, molesta y dolorosa.

El bebé también ha sido respetado en su modo y ritmos de parto. Aunque sea a nivel inconsciente, el bebé está totalmente programado en su ADN para poder salir. No interferir es también respetar sus ritmos como persona humana que es, ya desde su nacimiento.

 

¿Cómo conseguir tener un parto natural sin epidural?

Para poder tener un parto natural sin epidural es importante el conocimiento del parto: saber qué es lo que va a venir para saber cómo poder actuar.

Es verdad que como mujeres todas estamos preparadas físicamente para parir, pero nuestra mente nos puede paralizar debido al miedo. Si eres una madre primeriza, y nunca has vivido un parto anteriormente, el no saber exactamente qué está pasando en tu cuerpo, qué es lo que debes hacer y cómo puedes evitar el dolor, puede hacerte entrar en pánico.  Si hay miedo, ya has entregado tu poder a terceras personas. En este punto normalmente la mujer suele pedir a gritos la “epidural” porqué siente que el dolor está fuera de control y la mujer suele entregarse al médico, para que le saque el dolor y también el bebé. De este modo, lo que podía ser la experiencia más inolvidable de su vida, se vuelve en una tortura que desea que acabe cuanto antes.

El mejor consejo para poder conseguir un parto natural sin epidural es  “preparate para el parto”. Es decir, realiza un curso de preparación al parto, y que sea orientado a un parto natural. Allí otras mujeres que ya han pasado por esa experiencia pueden explicarte qué es lo que necesitas saber y como lograron ellas tener un parto natural.

Es importante que estés bien informada de la propia fisiología del parto: qué etapas tiene el parto, como te vas a sentir, cómo ayudar a que el bebé vaya bajando y trucos para lidiar el dolor.

También es importante que te prepares mentalmente: técnicas de relajación, meditación  y respiración orientadas al dolor y al parto en general.

Puedes comparar este curso como un curso de natación antes de irte a nadar a la piscina. Verdad que si de pronto te cayeras en una piscina y no hubieras nadado nunca antes entrarías en pánico? Pero qué pasaría si cayeras a la piscina y anteriormente hubieras realizado un curso de natación? Quizás no serías una gran experta nadando,  pero intentarías poner en práctica aquello que has aprendido, intentando por encima de todo no entrar en pánico.

Pues esto mismo es parir. Si te preparas vas a poder tener un parto natural sin epidural, pero si no haces nada, aunque tu cuerpo físico y tu ADN esté preparado para parir, puede ser que tu mente te la juegue y pierdas el control de la situación.

xx

En Acupuntura Barcelona Balanced Living, vamos a ofrecer un curso de preparación al parto a partir del mes de Marzo. Si quieres más información no dudes en contactarnos: info@acupuntura-barcelona.net

xx

Cristina Mora Argilés

Acupuntura y Medicina Tradicional China

Naturópata y Kinesiologa

Especialista en Fertilidad

www.clinicafertilidadnatural.com