Abortos espontáneos

INFERTILIDAD POR ABORTOS ESPONTANEOS

 

 

En este caso, las parejas que están deseando quedarse embarazadas no tienen ningún problema en conseguir el embarazo, pero sí en mantener el embrión viable después que la concepción ha sucedido.

 

Cuanto más avanzada la edad, más probabilidades estadísticamente de sufrir de un aborto espontáneo. Puede incluso ser que parezca un pequeño retraso de la menstruación y que realmente hubiera un embarazo. Esto lo podríamos identificar con seguridad mediante el control con la tabla basal de temperaturas: si hay 18 días seguidos de temperaturas a 37º vaginal, hay embarazo. Si a continuación bajan las temperaturas y la menstruación, se ha perdido el embarazo.

 

Para aquellas mujeres que desean quedarse embarazadas es importante identificar si este es su problema, ya que el enfoque de tratamiento debe de ser completamente distinto. Para estas mujeres los sistemas de reproducción asistida (IA, FIV, etc) no serán de gran ayuda, ya que no hay ningún problema de fecundación. Deberían centrarse en tratamientos que aseguren que el cuerpo está en su máximo potencial de  salud para poder llevar ese embarazo a término. En estos casos las terapias naturales para potenciar la fertilidad pueden ser de gran ayuda; en especial la acupuntura.

 

 

Posibles causas para abortos espontáneos:

 

Podríamos decir que hay dos grandes grupos de tipos de abortos:

 

A.   Cuando el problema está en los gametos o el embrión (generalmente causas genéticas)
B.   Cuando el problema está en la mujer

 

  1. Infecciones
  2. Problemas endocrinos
  3. Otras enfermedades endocrinas
  4. Anormalidades uterinas
  5. Causas autoinmunes
  6. Intolerancia al gluten
  7. Trombofilias
  8. Edad avanzada

 

A. Problema genético (cromosomas):

 

Un gran porcentaje de casos de abortos se cree que son debidos a un daño de los cromosomas. En muchas ocasiones esto puede suceder en una pareja determinada y no volver a recurrir en un futuro embarazo.

 

B. Problema de la mujer:

 

1. Infecciones:
En general las infecciones comunes tipo una gripe o un resfriado no son causantes de dañar el feto, pero hay otras infecciones como la toxoplasmosis, micoplasma, clamidia, listeria, malaria y monilia que sí pueden ser la causa de un aborto espontaneo.
 
Hay también algunos virus que son peligrosos durante el embarazo. Estos incluyen la rubeola y el herpes (si el ataque inicial ocurriera durante las primeras 20 semanas del embarazo). Otros virus que pueden provocar un aborto son las paperas (parotiditis), sarampión, hepatitis A y B y parvovirosis.

 

2. Problemas endocrinos (hormonales):

 

Uno de los problemas hormonales que pueden provocar abortos tempranos en el embarazo es una fase lútea anormal.  Para que un óvulo fertilizado tenga la oportunidad de implantar y madurar necesita al menos que el cuerpo lúteo mantenga la fase lútea por al menos diez días. Además, si hay embarazo, debe continuar viviendo el tiempo suficiente hasta que se desarrolle la placenta para poder continuar la función de proveer nutrición al embrión. El cuerpo lúteo debe vivir diez semanas después de la concepción. Si tienes un aborto espontáneo dentro de las diez primeras semanas de embarazo, lo primero que se debería sospechar es un cuerpo lúteo deficiente.

 

INFERTILIDAD POR ABORTOS ESPONTANEOS

 

 

Esto se puede detectar cuando se hace la tabla basal de temperaturas y la tabla refleja una fase lútea de diez o menos días. En este caso hay un problema en la producción de progesterona en la segunda fase del ciclo menstrual, y  tu doctor puede recomendarte aplicarte progesterona natural a partir de la ovulación. Si se ha confirmado el embarazo, la progesterona debería continuarse hasta el tercer trimestre. Algunos doctores también pueden prescribir Clomid en la primera fase del ciclo, con el objetivo de promover una ovulación óptima y por tanto un nivel de progesterona óptimo a continuación.

 

*Nota: se ha visto que una carga en el cuerpo de metales pesados puede actuar como disruptor endocrino y derivar en un problema de fertilidad.

 

 

3. Otras enfermedades endocrinas:
En mujeres con problemas de salud como diabetes incontrolada, problemas de tiroides, hipertensión arterial o problemas de corazón. Si tu médico observa algunos de estos problemas, te va a remitir a un especialista antes de volver a intentar que te quedes embarazada.

 

4. Anormalidades uterinas:

 

Una de las causas más comunes de aborto espontáneo en el segundo trimestre es un cérvix incompetente; es decir, un cérvix débil que tiene tendencia a dilatarse antes que el feto haya llegado a término.

 

Algunas mujeres han nacido con alguna anormalidad congénita del útero, el cuál tiene la forma o la capacidad insuficiente para que el bebé pueda crecer en él durante los 9 meses de gestación, y este es el motivo que provoca el cérvix dilatarse antes de tiempo.

 

Si hay sospechas de que los abortos puedan ser debidos a un problema estructural del útero, se puede comprobar mediante tres pruebas: un hysterograma (radiografía del útero que utiliza un líquido que tiñe para determinar su forma), una laparoscopia (inserción de un tubo por la ingle para poder observar) o una hysteroscopia (en este caso se inserta por la vagina).

 

Finalmente, en determinados casos de mujeres con miomas de tamaño considerable (tumores benignos en el útero) podría ser que pudieran interferir en el crecimiento del bebé.

 

5. Causas autoinmunes:

 

En este caso el problema es que la madre produce anticuerpos que rechazan el propio cuerpo. Tu médico puede determinar si estás produciendo estos anticuerpos  mediante una analítica, una muestra de tejido o una biopsia del endometrio.

 

a)   Síndrome antifosfolípido:
 
En este caso la madre produce anticuerpos que pueden afectar a la placenta mediante fenómenos de tromboembólisis dando lugar a la pérdida del embarazo. Normalmente se trata de abortos tardíos, más allá de la semana 10 de gestación. Los anticuerpos implicado son los anticardiolipina IgG e IgM y el anticoagulante lúpico.
 
b)   Aborto aloinmune:
 
Puede ser que el cuerpo de la madre detecte el embarazo como si fuera un “cuerpo extraño” y el sistema inmune reacciona creando anticuerpos que provocan el aborto de este embarazo. Se desconocen los mecanismo que desencadenan esta respuesta y no existe ninguna prueba específica para su diagnóstico.

 

 

 

6. Intolerancia al gluten:

 

La celiaquía es la forma que intolerancia al gluten más grave, pero hay mucha gente no celíaca que sí es intolerante en cierto grado y no lo sabe. Las intolerancias dañan la salud intestinal y pueden provoca una respuesta autoinmune en el cuerpo. Esta respuesta autoinmune es la causante de problemas de infertilidad y de abortos espontáneos.

 

En estos casos, se tiene que retirar el gluten de la dieta y se resuelve el problema.

 

 

7. Trombofilias:

 

La tromboficia es la tendencia a desarrollar trombosis (es decir, coágulos sanguíneos) debido a anormalidades en el sistema de la coagulación.

Lo más común es encontrar el factor V de Leiden, la mutación del gen de la protrombina, déficit de antitrombina, la hiperhomocisteinemia y la mutación de la MTHFR.

 

8. Edad avanzada:

 

Se ha observado que mujeres con edad avanzada (los años alrededor de los cuarenta) tienen un riesgo mucho mayor de aborto espontáneo, simplemente por ninguna razón en especial pero su edad. Los óvulos en sus ovarios tiene la misma edad que ellas, y no se entiende exactamente el mecanismo porqué los óvulos envejecidos pierden su capacidad de sostener un embarazo saludable después de que hayan sido fertilizados, pero está directamente relacionado con el mismo fenómeno biológico que causa el aumento de bebés nacidos con defectos de nacimiento.

 

También puede interesarte leer:

Tratamiento para mujeres con abortos espontáneos

 

Este artículo es de carácter informativo y no intenta diagnosticar, ofrecer tratamiento médico o nutricional o reemplazar el consejo de un terapeuta profesional. La toma de remedios naturales  y/o plantas chinas no debería realizarse sin consultar a un terapeuta certificado. Consulta a un profesional de la salud para seguir un plan de tratamiento conveniente para ti.