Hierro

Hierro

 

Una dieta saludable es fundamental para mejorar la fertilidad y para aumentar las posibilidades de quedarse embarazada. Sin embargo, mientras que la toma de remedios y tratamientos de fertilidad naturales están en aumento, la importancia de las vitaminas y minerales esenciales, como el hierro, a menudo se pasa por alto.

 

El beneficio principal que aporta el hierro a nuestro cuerpo es su trabajo de proporcionar oxígeno a los órganos y sistemas a través de su papel en la producción de glóbulos rojos. Otros beneficio para la salud es la reducción de la anemia por deficiencia de hierro, anemia debido a una enfermedad crónica, anemia en el embarazo y otras variedades de anemia.

 

En el cuerpo, alrededor del 70% del hierro se encuentra en la hemoglobina y la mioglobina. La hemoglobina es la principal transportadora de oxígeno desde los pulmones a los tejidos del cuerpo, mientras que la mioglobina se encuentra en las células musculares, y hace que la aceptación, almacenamiento, transporte y liberación de oxígeno sea posible en estas células. Alrededor del 5% de hierro se encuentra como componentes de diversas proteínas y como elementos necesarios en ciertas reacciones enzimáticas.

 

hierro

 

Por último, hasta un 25% de hierro del cuerpo se almacena en la ferritina, que se encuentra en las células que circulan en el torrente sanguíneo. La ferritina puede almacenar durante tres años hierro en el caso de los hombres, pero sólo alrededor de un año para las mujeres, es por este motivo que la anemia es más común en las mujeres.

 

¿Cómo puede influir el Hierro en la fertilidad?

 

Cuando la sangre no recibe suficiente hierro, se puede desarrollar anemia, o un número insuficiente de células rojas en sangre. Dado que las células rojas son las que entregan oxígeno a todos los tejidos y órganos del cuerpo, incluyendo los ovarios y el útero, esta deficiencia puede causar que los óvulos almacenados en los ovarios no estén bien nutridos y se debiliten con el tiempo, haciendo el embarazo inviable. Si ocurre la concepción bajo estas circunstancias, la anemia hace que sea imposible que las células de los fetos se dividan y crezcan adecuadamente. Esto puede resultar en un aborto involuntario en algunos casos.

 

En un estudio1 se encontró que mujeres con  un bajo consumo de hierro conducía a un mayor riesgo de infertilidad debido a fallos en la ovulación; lo que significa que el cuerpo de una mujer es incapaz de producir óvulos sanos.

 

Las mujeres que participaron se les prescribió diferentes dosis de hierro en forma de suplementos y alimentos con el fin de comprobar los efectos sobre su fertilidad. La dosis dependía de su edad, peso y estilo de vida, entre otros factores.

 

 

 

 

 

El estudio encontró que mediante el aumento de la ingesta de hierro, las mujeres tenían entre un 40 a 60% menor riesgo de infertilidad debido a fallos en ovulación.

 

También se encontró que a mayor consumo de hierro, menor es el riesgo de las mujeres de desarrollar problemas de fertilidad ovulatorios.

 

Los estudios han demostrado que las mujeres que no obtienen suficiente cantidad de hierro pueden sufrir anovulación (falta de ovulación) y, posiblemente, la mala calidad del óvulo, que puede impedir el embarazo a una tasa de un 60% más alta que las que tienen suficiente cantidad de hierro en su sangre.

 

 

Otros beneficios:

 

  • Durante el embarazo el requerimiento del hierro se hace mayor para un buen desarrollo del feto y oxigenación de la sangre.
  • Sangrados menstruales abundantes.
  • Para personas que hagan ejercicio intenso ya que puede destruir las células rojas o bien para personas con úlceras que pueden causar pérdida de sangre.
  • Personas con tratamientos de diálisis ya que ésta puede eliminar el hierro del cuerpo.
  • Trastornos gastrointestinales que impiden que el cuerpo absorba el hierro normalmente como la enfermedad celíaca, enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa)

 

1.- Chavarro JE, Rich-Edwards JW, Rosner BA, et al. Iron intake and risk of ovulatory infertility. Obstet Gynecol. 2006;108:1145–1152.

 

 

Este artículo es de carácter informativo y no intenta diagnosticar, ofrecer tratamiento médico o nutricional o reemplazar el consejo de un terapeuta profesional. La toma de remedios naturales  y/o plantas chinas no debería realizarse sin consultar a un terapeuta certificado. Consulta a un profesional de la salud para seguir un plan de tratamiento conveniente para ti.